Plantando un nuevo futuro

Estas pasadas Navidades en casa de mis suegros vivimos lo que es ya una tradición familiar. Los más pequeños de la familia (que al menos sepan andar😉 ) plantan cada uno un árbol frutal que se convierte en “su árbol”. En este caso, a mi hijo Javier le tocó plantar junto con su abuelo un árbol de nectarina.

El hecho de plantar un árbol siempre ha sido símbolo de preparar un futuro, de dejar un legado para la posteridad. De ahí la famosa frase: “antes de morir tienes que escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol”

Poda de las raíces previa al plantado

En este caso, al ver a mi hijo haciéndolo junto a su abuelo, este símbolo adquiere para mi más significado. Es la entrega del testigo entre dos generaciones.

En este caso, la foto es sólo una excusa, no es el fin.

Acerca de rinconslr

Arquitecto atípico especialmente interesado en la gestión. Apasionado de la fotografía.
Esta entrada fue publicada en Fotoblog, Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s